logo cabecera

Mi área

Elige tipo de usuario

Iris Global Corporativo Blog Consejos para cuidar tu alimentación en verano Iris Global

Consejos para cuidar tu alimentación en verano Iris Global

Cuidado de la alimentación con el blog de Iris Global
Cuando llega el verano y el calor, nos vamos de vacaciones y solemos dejar de lado las costumbres saludables que hemos estado manteniendo durante todo el año.
 
Te contamos como puedes llevar unos hábitos más saludabes en tu alimentación de manera muy sencilla durante este verano.
 
  • • Lo primero que debemos tener en cuenta es el tema de la hidratación
 
Hay que beber al menos 8 vasos de agua al día, para reponer el líquido perdido del cuerpo, sobre todo si las temperaturas son muy altas Beber agua antes, durante y después de realizar cualquier actividad física o deporte.
 
Los alimentos son una gran fuente de agua, sobre todo frutas y verduras crudas, además en verano hay una mayor variedad de éstas, y por las altas temperaturas es más apetecible comerlas que en otras épocas del año por lo que debemos aprovechar para introducirlas en todas nuestras comidas, en ensaladas, desayunos meriendas e incluso postres.
 
  •  Sigue manteniendo una alimentación equilibrada como lo has hecho durante todo el año
 
Debemos seguir manteniendo una alimentación equilibrada, consumiendo los mismos nutrientes y vitaminas que en invierno, pero, ahora en verano podemos encontrarlos en otro tipo de alimentos. Podemos aprovechar para preparar ricas ensaladas con todo tipo de verduras e incluir patatas y legumbres.
 
Siempre se debe procurar que las opciones a elegir sean adecuadas y no sólo a base de alimentos ricos en azúcares y/o grasas como pueden ser ciertas tapas fritas, aperitivos, refrescos, dulces, etc.
 
  • • Evita los excesos
 
Procura llevar una dieta equilibrada. y que haga posible el mantenimiento de un óptimo estado de salud, aportando menor energía de la que gastamos, aprovecha para hacer comidas ligeras que no necesitan de gran preparación como son zumos de frutas o verduras y ricos postres con cítricos y yogur.
 
Aprovecha también el calor para preparar gazpachos, infusiones o sopas frías, pero, recuerda que no es aconsejable beber o comer alimentos muy fríos, pues la sensación de sed se atenúa más rápido cuando se consumen alimentos helados.
 
  • • Dulces y helados solo de manera ocasional
Los helados, aunque son muy refrescantes en verano, solo aportan calorías vacías y azucares por esto no es recomendable que los incluyas en tu dieta de manera diaria. Se recomienda que su consumo sea ocasional, controlado y conocer su composición nutricional.
 
  • • Limita el consumo de carnes rojas
 
Debemos moderar el consumo de carnes rojas y sustituirlas por consumo de pescado preferiblemente de pescado azul.
 
Si necesitas asesoramiento nutricional consulta con nuestros profesionales de Iris Global Saled