logo cabecera

Mi área

Elige tipo de usuario

Iris Global Corporativo Blog Problemas en mi negocio con los vecinos: cómo solucionarlos

Problemas en mi negocio con los vecinos: cómo solucionarlos

negocio con problemas

En ocasiones, pueden existir algunos problemas entre un negocio y los vecinos debido a ruidos, suciedad u otras supuestas molestias que se puedan ocasionar a una comunidad. Por eso, es fundamental conocer los derechos y obligaciones de un negocio para evitar cualquier problema con los vecinos.

¿Cuáles son los problemas más habituales entre vecinos y un local comercial?

En el caso de que un negocio se encuentre en un local comercial debemos tener en cuenta que pertenece a la comunidad de propietarios, igual que las viviendas del edificio. Esto quiere decir que deben pagar los gastos de la comunidad, aunque no utilicen algunos servicios. Es aquí, donde pueden surgir los primeros conflictos.

Lo habitual es que el local negocie con los propietarios una exoneración del pago de ciertos servicios de la comunidad que no utiliza. Eso sí, la decisión de la comunidad de propietarios debe ser unánime.

¿Pueden los vecinos decidir la actividad de un local comercial?

Los vecinos no tienen derecho a decidir sobre el tipo de actividad que se realiza en un local comercial, mientras la misma sea legal. No tienen potestad para autorizar o rechazar ningún tipo de negocio.

En el caso de que los vecinos sospechen de que la actividad no es legal, siempre pueden acudir al ayuntamiento para comprobar que todas las licencias están en regla. Esto suele pasar principalmente con locales de ocio nocturno, bares, estudios de música, etc.

Problemas de ruidos con tu negocio

Un último conflicto habitual suele estar relacionado con los supuestos ruidos molestos que pueda emitir tu negocio en el desarrollo de tu actividad.

En este caso, debemos acudir a la normativa municipal de cada Ayuntamiento, pues son los que tienen las competencias en esta materia. Estas ordenanzas diferencian el nivel de decibelios permitido en función de la franja horaria en la que se produzcan.

Es por ello que todo cambia en función del lugar en el que se encuentre la actividad y la hora que se someta a análisis. Por la noche, en la mayoría de las grandes ciudades, este límite se sitúa en torno a los 30 decibelios. Aunque es necesario consultar con abogados dependiendo de los citados factores, pues puede cambiar en cada caso.

Obligaciones de los negocios respecto a los vecinos

Según la Ley de Propiedad Horizontal y el Código Civil, un local comercial tiene las mismas obligaciones que un propietario de una comunidad de vecinos. En este sentido, también tienen que hacerse cargo del coste de mantener en perfecto estado todo lo relacionado con el edificio, salvo que, como hemos dicho antes, se haya llegado a un acuerdo para exonerar al local comercial de algunos gastos.

Además, una obligación evidente del negocio es que debe asegurar el cuidado de todo el edificio, instalaciones y zonas comunes, al igual que el resto de vecinos. En caso de que su actividad profesional provoque algún daño al edificio, debe hacerse responsable y solucionarlo.

Las obligaciones vienen siempre recogidas en los estatutos de la comunidad de propietarios.

ee

¿Dónde debo acudir cuando tengo problemas en mi negocio con los vecinos?

La primera persona a la que hay que acudir cuando existe algún tipo de problema con los vecinos es al Presidente de la comunidad de propietarios. Este podrá mediar entre las partes y buscar una solución amistosa al conflicto.

En caso de que este no pueda hacer nada para solucionar el problema, la siguiente figura a la que se puede acudir es al Administrador de la finca, cuya función principal es la de gestionar todo lo referente a la comunidad de propietarios. Este se asegurará de que tanto el local comercial como los vecinos cumplen con sus obligaciones y respetan los derechos de la otra parte.

Por último, para casos en los que ya exista un conflicto grave y arraigado en la comunidad de propietarios y no se haya conseguido obtener una salida al problema, lo normal es acudir a la policía.

En cualquiera de las circunstancias descritas, resulta más que recomendable contar con un seguro jurídico para pymes completo, que incluya asesoramiento jurídico y defensa en cuestiones administrativas, para defender de este modo tus derechos a desarrollar libremente tu actividad.